miércoles, 22 de octubre de 2008

Los grilletes multinacionales de la derecha

Jose María Aznar presenta el libro 'Planeta azul, grilletes verdes', escrito por el presidente checo Vaclav Klaus, poniendo en cuestión el cambio climático

¿Quién no ha oído alguna vez aquello de que una verdad no es otra cosa que una mentira dicha mil veces? José María Aznar, ex-presidente del gobierno y presidente de FAES (Fundación para el Análisis y Estudios Sociales), ha presentado esta mañana el libro Planeta azul (no verde) junto a su autor, el jefe del Estado checo, Vaclav Klaus. En la obra, de 150 páginas y editado por Gota a Gota -sello editorial de FAES-, se pone en duda que el calentamiento global sea una amenaza para la sociedad y advierte sobre lo que denomina ''alarmismo climático''. Aznar ha apuntado que él no es un negacionista sino un ecologista sensato. Qué curioso. En esa línea supongo que Aznar considerará a Franco un demócrata alternativo, y a Hitler un humanista discreto. Antes que tomarlo en serio prefiero pensar que nuestro querido ex-presidente ha decidido iniciar una carrera en el mundo del humor.

Según Aznar, "Poco o nada tiene que ver con la ciencia buena parte de los abanderados del apocalipsis climático...lo suyo es otra cosa se parece más bien a una nueva religión que condena a la hoguera en la plaza pública aquellos que osen poner en cuestión sus tesis....". Hogueras, religión, apocalipsis... Cualquiera diría que Aznar habla de cuestiones de fé cuando, más bien al contrario, el cambio climático es un hecho comprobado y avalado por multitud de estudios científicos. ¿Quién sabe si también será el sol el que gira alrededor de la Tierra en la cabeza de este señor?

Al acto, que ha comenzado con 15 minutos de retraso, han asistido políticos entre los que se encontraba Manuel Pizarro. Durante la presentación el ex presidente ha comparado a los ecologistas con los economistas, los comunistas o la gente a la que mandaban a la hoguera. Aznar ha aconsejado que se compre este libro que va por la segunda edición y que pone en duda la existencia misma del cambio climático o que la acción del hombre haya provocado un aumento de la temperatura del planeta. También se advierte en él sobre lo que el autor denomina "alarmismo climático".

Una portavoz de FAES aseguraba el pasado 18 de septiembre que la fundación tenía muchos motivos para publicar Planeta azul (no verde). "Primero, es bueno, con una argumentación de economista pero divulgativo. Segundo, intenta dar a conocer un punto de vista que va contra lo políticamente correcto. Tercero, es un libro escrito por un jefe de Estado (algo poco habitual) que, además, es un economista liberal de reconocido prestigio", apuntaba.

Más de 3.000 científicos en el marco de la ONU han llegado al consenso de que el hombre es el principal causante del cambio climático. Incluso EE UU y su todavía presidente, George W.Bush, que se había mostrado escéptico por el impacto del ser humano aceptó en la cumbre celebrada en diciembre de 2007 esta afirmación. Pero, como se suele decir, también para esto y por desgracia Spain is different.

* Fotografía y fuente: diario El País

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente una mentira repetida mil veces parece que se tiene que convertir en verdad eso está ocurriendo con el cambio climático tal como lo presentan ustedes. Habla de 3000 científicos ¿de dónde los ha sacado? ¿ y los que están por una investigación seria del tema por qué no se les escucha? ¿ si tan seguros están de su planteamiento por qué tienen miedo? fijense que digo planteamiento, no niego el cambio climático sino su planteamiamiento irresponsable

Víctor Aranda García dijo...

Hola, ante todo le agradezco que pase por el blog y se tome la molestia de dejar un comentario.

Dice usted no negar el Cambio Climático, pero alude a "nuestra irresponsabilidad" a la hora de "plantear" el tema. Sinceramente desconozco en qué punto concreto de mis argumentaciones a lo largo de este blog puedo haberle demostrado "irresponsabilidad" o falta de seriedad a la hora de tratar el tema del Cambio Climático, pero si empecé este blog por un motivo fue con la sana intención de divulgar de forma seria y constructiva temas sobre medio ambiente, entre ellos el Cambio Climático, un problema mundial gravísimo del cual somos responsables, y que no es más que un brutal y peligroso síntoma, en mi humilde opinión, de una sociedad con unos habitos de vida y consumo altamente nocivos para la vida en el planeta continúe tal y como la hemos conocido. Ni más ni menos. Y basta informarse un poco para conocer que hay miles de datos y estudios científicos sobre el tema que corroboran el aumento de la temperatura a nivel global, de los niveles de CO2, sus consecuencias para el planeta, y la responsabilidad de las actividades humanas en todo ello.

Irresponsable es, en mi opinión, negar las evidencias (miles de estudios, el consenso de la comunidad científica, la ONU, los análisis de grupos ecologistas...) para dar cohartada a un modo de vida y consumo insostenible como el nuestro, apostando en cambio por la inoperancia, ridiculizando o incluso criminalizando las posturas ecologistas (se ha llegado a hablar de ecoterrorismo, por Dios), en suma metiendo la cabeza en el agujero como un avestruz (eso sí con tele de plasma, calefacción y palomitas) mientras desaparecen cada año y para siempre cientos de especies animales, millones de hectáreas de bosque, un patrimonio común que despreciamos porque desconocemos, pero con el cual no sólo perdemos la poca verdadera belleza que queda en el planeta, sino incluso su alma. Y no tengo duda de que con ella se va también la nuestra.

nIrVaNa dijo...

Lo que está claro es que hay algo que no funciona. Una sociedad en la que tiene más seguimiento que un equipo de fútbol (con todo el respeto para los aficionados) baje a segunda que los signos evidentes de un cambio clímatico... peor para nosotros. Si en algo es muy buena "Gaia", y lo ha demostrado a lo largo de miles de años, es en extinguir la vida sobre ella para volver a comenzar desde cero. En esta ocasión somos nosotros los que estamos poniendo todo de nuestra parte para que esto sea así. Tal vez sea tarde para invertir el proceso, ya estamos viendo los primeros síntomas, pero podemos minimizar los efectos poniendo cada uno un poco de nuestra parte. Si seguimos con esta forma de vida en la que se derrocha energía sin motivo lo que nos depara el futuro no va a ser nada prometedor.

Víctor Aranda García dijo...

Hola nIrVaNa, gracias por aportar tu punto de vista.

La desproporcionada dimensión que ha ocupado el futbol en nuestra sociedad es un claro ejemplo de inmadurez: ¿cómo es posible que cada día y pase lo que pase en el mundo la información sobre rumores, entrenamientos y ruedas de prensa de equipos de fútbol ocupen más espacio informativo en los medios (radio, televisión, etc.) que cualquier otra?

Hace tiempo que el periodismo de este país cojea al haber asumido como norma principal e inviolable la siguiente: "DILES LO QUE QUIEREN OIR"

Es triste, pero es así de grave.

Un abrazo