jueves, 31 de enero de 2008

Receta para hacer tu propio jabón

El aceite que sobra en el hogar y se tira por el fregadero puede terminar en nuestros ríos, como ya hemos comentado. Una vez allí forma una película que no permite la oxigenación y destruye los peces y las plantas acuáticas. Si pensamos que un sólo litro de aceite puede contaminar hasta 50.000 litros de agua nos daremos cuenta de la gravedad del tema..

Para reutilizarlo y hacer jabón nos sirve cualquier clase de aceite usado: soja, oliva, girasol, semillas,… lo único que se necesita es pasarlo por un colador para quitarle las impurezas de las frituras. El resto de material es agua y sosa cáustica (que puedes comprar en la droguería).

Ésta es la receta:

- 2 litros y medio de aceites usados
- 2 litros y medio de agua
- Medio kilo de sosa cáustica
- Un puñado de sal común

En un ambiente ventilado y con la ayuda de un palo, se diluye en el agua medio kilo de sosa cáustica y un puñado de sal. Se producirá una reacción química exotérmica (calor) que requiere algunas horas hasta que se enfrie. Hay que poner mucho cuidado porque la sosa cáustica es un material que daña la piel si se pone en contacto directo con ella. Por eso es recomendable utilizar guantes y gafas protectoras.

Después se vierte lentamente el aceite sobre la mezcla líquida -llamada también lejía cáustica-, removiendo con el mismo palo lentamente y siempre en el mismo sentido, porque de lo contrario se puede “cortar” el jabón. Si la mezcla llegara a cortarse no la tires porque aún podemos conseguir que funcione calentando el recipiente y removiendo según se ha explicado.

Después hay que calentar la mezcla en una cazuela hasta alcanzar la temperatura de ebullición y mantenerla durante dos horas para producir la saponificación de las grasas. Esta reacción química es la que combina el sodio de la lejía con los ácidos grasos provenientes de los aceites para dar forma a una “sal orgánica soluble” que conocemos como jabón. Si quiere hacer jabón con esencias añada hierbas aromáticas u otros tipos de aromas naturales después de que la mezcla bajo la temperatura a 40ºC. Por último cuando la mezcla se espese, debemos echarla en los moldes y dejarla endurecer durante varios días. ¡Y ya tienes tu propio jabón!

Si vamos a utilizar el jabón para higiene personal es recomendable esperar aún 4 semanas porque es posible que una parte de la sosa todavía esté activa y nos produzca "picor" en la piel. Pero pasado este tiempo ya es totalmente seguro. ¡Gracias por reutilizar el aceite y no contaminar las aguas del planeta con él!

5 comentarios:

guychaim dijo...

cuanto jabon se hace esta receta?
se sosa cáustica es solido, verdad? no es liquido?

Víctor Aranda García dijo...

¡Hola!

Encantado de responder tus dudas. La sosa caústica es solida a temperatura ambiente, y puede comprarse en cualquier droguería, normalmente en forma de perlas. Recuerda tener cuidado en su manipulación. Al hacer esta receta obtienes varios kilos de un jabón excelente, pero lamento no poder decirte una cantidad exacta porque nunca lo he pesado. Aproximadamente serán unos cuatro kilos, creo.

¡Salu2 desde Valencia (España)!

Oscar sanjaime dijo...

Hola

Me acuerdo perfectamente de cuando tenia 5 o 6 años y mi abuela hacia este jabón

A partir de ahora voy a hacer el mío propio.

Gracias por este artículo.

Vaya!! yo tambien soy de valencia, a ver si un día de estos nos conocemos, que siempre estoy intentando conocer a gente con mis mismas inquietudes.

daniela dijo...

Gracias por la información, había escuchado de que se podía hacer pero no lo había encontrado. Me encanto muchas gracias desde México. :)

Víctor Aranda García dijo...

Hola Daniela, muchas gracias por tu comentario. En primer lugar, disculpa por haber tardado tanto en publicarlo y responderte (he tenido el blog abandonado casi un año). Me alegro de que te sirviera la información sobre cómo hacer jabón: ¿probaste a hacerlo? Un saludo desde España!